Saltar al contenido

ANTOLOGÍA: ANGÉLICA BELTRÁN LOZANO

imagen1ANGÉLICA BELTRÁN LOZANO. Bibliotecóloga. Nació en Calarcá, Quindío. Ha publicado poemas en revistas y hace parte de la antología Témpora: jóvenes poetas del quindío. Cofundadora de la empresa palabrasclave.co. Ha escrito el poemario Poema de las medianas cosas. Fotografía de portada: Gerardo Martín Fernández Vallejo.

 

La planta

En un rincón de la casa está la planta,
[sin nombre].
Entre el techo y la pared como sembrada en el aire,
se sostiene a sí misma.
Y en semejanza imagino su cuerpo como una viga de agua
su cabello verde-ocre, flaca guedeja.

También, mi perro me mira,
como lo hago con ella.

En esta casa
el olvido nos delata.

 

07/01/2015

 Que alguien me diga que la vida está al recodo de la tarde
donde mi infancia se baña bajo el puente del ahorcado
y mece al ángel que derrama plástico derretido
sobre el perro que ladra bajo mis pies como agua.
Afirmaría las palabras del hombre que ve la verdad en mis ojos
-aunque yo reclame que es terigio en ojo de muerto-,
sepultado en otro muerto, y otro muerto
[El muerto más bello del mundo desnucado por la violencia de la melancolía]

Y sería pacífica, mimética
como las rosas del desierto que han dejado de ser flores
para ser cal disfrazada de belleza.

 

 Como las gallinas insinúa que duermo,

 y como una gallina que trepa al árbol de naranjos
me acomodo en su seno,
mi fruto más preciado.

su olor entra en mi cuerpo
mi piel ligera, volátil
Y la brisa, y el sueño, hacen de mí su ave predilecta.

Y en calma, en la penumbra de nuestra alcoba,
habito el silencio puro
y llego hasta el origen mismo del sueño

– soy el huevo filosofal de su existencia
ella el maíz de mis sentidos-.

Y poco a poco, traída de sus manos
en una implosión de la mañana
vacía mis ojos de penumbra y
la vida sonríe como un renacimiento
en el tallo de sus labios.

 

Cotidiano

Al unísono,
como traídos por el remolino de una pesadilla cíclica
arriban los hijos del café y del huevo.
Con ojeras apiladas y música nueva era
espolean al dios de las busetas.

En sus muñecas el latido de la hora exacta,
en sus pies la marcha del paso calculado
en su piel la belleza empobrecida
pasean de arriba a abajo
en el adobo del currículum
marca personal de hielo.

A las 8:00 a.m se entregan
al hollín y al beso del viento
confunden su día entre colonia y lejía,
son como filetes, entre cubiertos y copas
servidos a este día
sobre el vasto mar de la vida cotidiana.

 

En el bus,

Mientras la niña a mi lado lee Edipo Rey
me recuerdo, Antígona, en llanto por mi padre
-eres esfinge, acertijo y maldición-.
rapea el hombre en el pasillo.

Al final de este pequeño cosmos,
destino de la tragedia
los pasajeros gritan:
Señor -¡¡si no PARA le arrancamos los ojos!!-
Fisionomía perfecta de un corifeo embravecido

 

 

Poema de las medianas cosas

 Escribo para las medianas cosas
aquellas al alcance de mi cuerpo
las mansas, domésticas
las despotricadas por la infancia

Caben las camas sencillas, el secador de pelo, el cepillo de dientes; las cosas personales
también los pocillos, los platos, la ropa diaria; las cosas serviciales

Caben las medidas comunes
las tallas medianas: los 1,50 cm.
los pesos promedios: los 60 Kgs
las palabras usuales: también los silencios
los días con hombres: también los poetas
los lugares comunes: evitado por poetas
porque no solo de las grandes cosas vive el hombre.
y nadie puede negar que somos los extras de la vida cotidiana.

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: