Saltar al contenido.

DOCTOR KRÁPULA DIAGNOSTICA MÚSICA SIN CENSURA

Por Johana Pacheco Guzmán.

Fotografías por Andrés Umaña.

El último viernes de agosto los tipos del rock crítico colombiano hicieron parte de la Feria Ulibro 2018. Y antojada salió la gente del conversatorio que se realizó ese mismo día en la mañana con la banda. Memorable. Sin interrupciones del moderador, bastó con una breve presentación y el micrófono fue para el público. Las ideas, creencias, posiciones y manías del grupo quedaron al descubierto en un charla amena como esas que se dan entre parceros.

Europa Tour 2018 tuvo que esperar. Doctor Krápula hizo una parada en tierra santandereana e interrumpió su gira programada con la excusa de poner a cantar a la multitud, y por supuesto, reflexionar al compás del ska en una cita para entonar melodías sobre una extensa ruptura entre realidades e ideales del pasado y presente del país.

“Los corazones palpitantes, a causa de la música de Doctor Krápula, invitaban a bailar.”

La tremenda fiesta tuvo lugar en el Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’ de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, UNAB, y comenzó una vez el recinto estuvo repleto del espíritu ávido de los asistentes, quienes hicieron fila poco más de cinco horas para poder ingresar. Sin precisiones sobre la audiencia, porque aunque la mayoría era adolescente, no hay cabida para los estereotipos cuando de generar conciencia se trata.

Hubo un ambiente de euforia. Los corazones palpitantes, a causa de la música de Doctor Krápula, invitaban a bailar, muy al sabroso estilo del auténtico rock colombiano. El recital contó con canciones icónicas por motivo de celebración de sus veinte años de trayectoria musical, resumidos en un concierto sin precedentes a cargo de los cinco miembros del grupo: Nicolás Cabrera, ‘Niko’; David Jaramillo, ‘David Kawooq’; Mario Muñoz, ‘El Subcantante’; Sergio Acosta, ‘Checo’ y Germán Martínez, ‘Kasius’.

“Una armonía satírica que hace una crítica al abuso de poder de manera clara.”

Desde las 7:30 p.m. hasta pasadas las 9:00 p.m., las luces tuvieron como único foco a la banda capitalina de rock mestizo. Una voz líder enérgica y un rimbombante estruendo de batería dieron paso al resto de la agrupación, con una puesta en escena sobria pero vibrante y colorida. Durante noventa minutos de repertorio hicieron palpitar la ciudad en una noche indeleble.

La multitud coreó “La fuerza del amor” y se escuchó al mismo volumen que la voz hablada del cantante, esa melodía le dio la bienvenida a los presentes. El público se enganchó de inmediato. Fue el turno para “Democracy”, una armonía satírica que hace una crítica al abuso de poder de manera clara. Luego Mario saludó a toda la gente que se quedó afuera, recordándoles: “Los queremos, volvemos pronto” e inició “Somos” en compañía de David, con un canto a Pachamama que adelantó al ‘pogo’ entre juegos con los espectadores.

“Un tema con dedicatoria especial al susodicho y a todos los que se esconden detrás del poder.”

Alzando la voz para captar la atención, se escuchó: “hay un tipo al que le tenemos mucho miedo, pero cada vez le tenemos menos miedo. Es porque ese sujeto se aprovecha de que estemos desunidos, y cuando nos juntamos somos miles de pequeños peces comiéndonos a los peces grandes. Eso es lo que tiene que pasar”. Así entonaron por primera vez en Colombia su nueva canción: “El peligroso”, un tema con dedicatoria especial al susodicho y a todos los que se esconden detrás del poder.

Doctor Krápula ya había estado en contacto con el público bumangués en apoyo a la Marcha por el Agua del Páramo de Santurbán, en un concierto masivo y al aire libre. Lo recordaron mientras una ovación de pie gritó:“¡Agua sí, oro no!”. Entonces vino el turno de “Buscando el amor”.

“Fue el momento de hacer catarsis a partir de tanta estupidez.”

De inmediato sonó “Solo soy” y el vocalista invitó a dos seguidores al frente. La presentadora del evento subió y la siguió un chico que hacía parte de la logística de la Feria. Ambas voces desentonadas acompañaron al vocal sobre el escenario, que estuvo a punto de resquebrajarse por la evidente satisfacción de los fans.

Fue el momento de hacer catarsis a partir de tanta estupidez con la invitación a hacer el paso de baile más ridículo al ritmo de “Bogogo”, composición dedicada al peor alcalde del mundo, y como dice Mario, es mejor no dar nombres porque Peñalosa se molesta. Y después de sacar un poco de dicha de tanta ira, el ambiente se encendió una vez más con“Gol de mi corazón”.

“Ese inconfundible tinte reggae que es hecho a partir de melodías suaves.”

La ocasión propicia para contagiar de la magia de su álbum titulado “Animal” llegó con “El soñador”. A continuación, silencio absoluto y luces en negro para recibir a “Mister danger”. Posteriormente, ‘El Subcantante’ le dio continuidad a “la voz principal” de David Kawooq, quien interpretó “Semilla en ti” con ese inconfundible tinte reggae que es hecho a partir de melodías suaves, y una dedicatoria al amor en tiempos de guerra.

Para una de las canciones más esperadas el juego de luces le dieron mística al momento en que Bucaramanga explotó junto a la banda con“El pibe de mi barrio”. Seguidamente se pusieron más románticos con la métrica de “Mi sol”. En seguida, con la mano en alto en símbolo de resistencia “Exigimos” encendió motores de nuevo.

“Al tiempo que todos agitaban sus trapos empezó ‘Amanece’, que fue interrumpida a propósito.”

Mario invitó a los asistentes a alguna prenda para que agitar en el aire, y aclaró, no necesariamente tenían que hacer topless, “¿saben por qué?, porque en el rock and roll respetamos a las mujeres”. Germán ya había dado el ejemplo estando sin camisa poco después del comienzo de la presentación, y al tiempo que todos agitaban sus trapos empezó “Amanece”, que fue interrumpida a propósito para empezar con más fuerza para que la audiencia enloqueciera.

Y preparándose para la despedida el auditorio gritó a todo pulmón “Para todos todo”. Posteriormente, con el bombo sonando de fondo y con las palmas arriba, se dio paso al último ‘pogo’. Con la invitación a seguir la fiesta al finalizar el concierto, entre linternas de celulares, trapos al aire y gritos que sonaban más como alaridos por la falta de oxígeno de la audiencia agitada cantando “Sagrado corazón”, finalizó una noche llena de ímpetu que al día de hoy ha mantenido a muchos con el corazón sin dejar de bombear por una lucha e ideales que son el motor de un país que pese a las circunstancias aún no se rinde.

“En medio de aplausos incesantes, los chicos hicieron una reverencia al despedirse del público.”

Luces abajo. Silencio absoluto. Seguido se escuchó el tema “Take the power back” de Rage Against The Machine, y en medio de aplausos incesantes, los chicos hicieron una reverencia al despedirse del público bumangués y salieron del escenario. Doctor Krápula hace música con alma y mente, música sin censura.

No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: