Skip to content

HABLAR DE CULTURA EN BUCARAMANGA: ¿UNA APUESTA ARRIESGADA?

Por John Gómez.

Lealtades, conspiraciones, secretos y rencores: abrirse paso en el sector cultural de la metrópoli no es un trabajo sencillo. El panorama actual en ‘La Bonita’ nos permite dar cuenta de una serie de procesos que se enfrentan a mil obstáculos para seguir adelante; obstáculos que, si bien son de todo tipo, muchas veces son ajenos a la cultura misma. ¿Por qué es tan difícil hablar de cultura en Bucaramanga?, ¿y por qué los gestores y promotores culturales de la ciudad tienen que luchar tan arduamente para poder abrirse un espacio en esta, nuestra ciudad de pobres corazones?

Hay quienes afirman que formar al público lleva tiempo, sí, pero dar cuenta de procesos de más de una década en la ciudad nos lleva a pensar que en realidad no depende de qué tanto tiempo se emplee en este proceso. Que hay que tener algo que decir y un medio para decirlo; pero tampoco es una cosa de medios, pues pululan las voces independientes, y tienen mucho por decir. Y en cuanto al talento, los artistas de la región resaltan a nivel nacional por sus propuestas, y en escenarios internacionales dan muestra de la berraquera santandereana, aquella que les empuja a continuar contra toda adversidad. ¿Por qué, entonces, apostar por la cultura es un trabajo tan ingrato?

Para muchos, el problema está en que Bucaramanga es un escenario poco rentable para proyectos mucho más ambiciosos, que parecen optar por las capitales, y que por estas tierras ni se asoman, como si le temieran a la peste de indiferencia del público nuestro. Para otros, la cuestión está en que “preferimos el arquetipo y la cultura de otros lugares del mundo, y eso constituye la idiosincracia del bumangués”. ¿Pero es realmente indiferencia lo que afecta a nuestro público?

Según el DANE, en Colombia y en lo que respecta al presente año, “la presentación o espectáculo a la que más asistieron las personas de 12 años y más fueron los conciertos, recitales, presentaciones de música en espacios abiertos o cerrados en vivo (30,0%), manteniéndose igual con respecto a 2014”. El aumento en la tasa de desempleo frente a un porcentaje de asistencia a conciertos que se mantiene igual a los últimos tres años nos revela que, si bien las propuestas musicales en la ciudad, y por el esfuerzo de un sinnúmero de colectivos, son cada vez mayores y más variadas, poco se puede hacer al desconocer una problemática de fondo que afecta, no solo a los habitantes de la ciudad, sino a la población Colombiana en general, saturando el mercado cultural con una pluralidad de ofertas frente a una demanda cada vez más escasa que, en muchos aspectos, se mantiene gracias a la fidelidad de un público, que confía en las propuestas o que apuesta por la novedad en materia cultural, a pesar de sus condiciones socioeconómicas. Y para otros sectores la situación es similar.

¿Dónde está el problema entonces? Por un lado, en la perspectiva de muchos de los gestores culturales de la ciudad, quienes tienen y mantienen una visión individualista de lo que significa hacer cultura en Bucaramanga, y que muchas veces, confían solo en sus propios proyectos y se abstienen de correr el riesgo de integrar nuevas propuestas, o que se ven enfrentados entre sí por cuestiones de tipo personal, que afectan el estado de la cultura como tal, enfrentando, a su vez, proyectos que bien podrían crecer mucho más en un ambiente más colaborativo y abierto. Sin embargo, es difícil construir un castillo a punta de migajas, y en este sentido, bien podríamos preguntarnos qué uso se le está dando al presupuesto público, y en qué porcentaje este ayuda a mejorar el estado general de la cultura, no solo en la ciudad, sino en el departamento.

Al final, las propuestas están allí, las convocatorias están allí, el público hace lo posible por apoyarlas, y los gestores culturales siguen luchando contra todo (¿o contra todos?) para contribuir a la formación de su público. Entonces, ¿qué más se necesita para seguir adelante?

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

3 respuestas a “HABLAR DE CULTURA EN BUCARAMANGA: ¿UNA APUESTA ARRIESGADA? Deja un comentario

  1. Hola Jhon, el sector cultural deberia estar supeditado a unas politicas publicas concertadas y definidas para un tiempo y orientadas por expertos (que es lo que no se da en Bucaramanga, por que esta descaradamente politizado) bajo un enfoque que promueva al mismo nivel tanto lo propio como lo ajeno pero dandole mucha importancia a la cultura viva de las tradiciones. Si todos trabajaramos bajo un enfoque por necesidades de acuerdo a un plan de accion identificado por autoridades institucionales navegariamos en el mismo rumbo y no estariamos en la incertidumbre que genera el sistema de contratacion en la region

    Me gusta

  2. Ultimamente se esta viendo el fenomeno de crear macro eventos sin tener antes un proceso de “curva de experiencia”, esto afecta terriblemente la credibilidad en los eventos por parte de nuestro difícil publico. es mejor comenzar pequeños para luego crecer junto a las experiencias adquiridas, creo que falta paciencia y estudiar un poco mejor el ecosistema de Bucaramanga para poder diseñar estrategias que funcionen en el, creo que algún dia se lograra.

    Me gusta

A %d blogueros les gusta esto: