Skip to content

PIERO DE BENEDICTICS: EL VIEJO MÁS QUERIDO

Por Johana Guzman.

Fotografías por Manuel Ferro.

Se dice que Piero Antonio Franco de Benedictis es músico, trovador y cantautor de cuna italiana y corazón argentino, pero además que su segundo hogar es Colombia. Sí, el país con mayor número de desplazados en el mundo ha llamado su atención desde la década de los noventa, y es que él no ha vacilado al involucrarse en diferentes causas sociales, en especial, con las víctimas que la guerra ha dejado en tierra colombiana. Por eso no titubea al decir que él no anhela la paz porque él tiene fe en la paz, solo hay que “participar y defender el país que uno quiere”.

La mezcla entre melodía, mente y corazón han sido el antídoto contra el dolor que él utiliza para combatir la injusticia en América desde 1994, con una trayectoria repleta de éxitos musicales que en 2016 lo hicieron merecedor del Grammy Latino por Excelencia Musical. Toda una “vida fascinante” plasmada en el libro ‘Piero, mi querido Piero’, una biografía autorizada, publicada en 2017, y escrita por la periodista colombiana Maureén Maya.

Lágrimas sobre el escenario

Las primeras veces Piero siempre asistía a presentaciones con los cantores del Club del Clan de Argentina, y recuerda que aquellos clubes siempre estaban llenos de gente que iba a ver a sus colegas, no a él. Pero un día, en un club de barrio se reunieron mil personas para escuchar su música e hicieron que él subiera llorando al escenario de la emoción, ésa era su primera vez con público propio. En ese instante su idea de estudiar medicina murió, ya no pensaba que los artistas provenían de otro planeta, porque ahora era él quien estaba haciendo historia.

***

En medio de anécdotas y en compañía de la guitarra de Enrique Aiello, entonó la canción “Todos los días” con la cual deleitó a la multitud que no dejó de mirarlo fijamente como intentando guardar en la memoria cada detalle aquel momento. Después interpretó el afamado tema “Mi viejo” e hizo llorar a más de uno con su interpretación, incluyendo a la moderadora Sandra Barrera.

Cantándole a “Mi viejo”

La idea de crear un tema en homenaje y agradecimiento al padre, hizo que José Tcherkaski y él se reunieran a charlar durante nueve días sobre la definición de papá, fue así que en el décimo día la canción se hizo en cinco minutos. Piero le dijo a su amigo: “perdóname, pero me voy a casa a cantársela a papá”, quién al escuchar la canción no pudo contener el llanto, y en segundos padre e hijo lloraron juntos, y en medio de la nostalgia su padre lo miró y le dijo: “más bien camina lerdo la puta que te parió”.

***

Interpretó canciones como la “Canción de la abuela”, “La creación” y “La sinfonía inconclusa de la mar”, este último, un tema que nos trasladó de nuevo a la niñez, pues como él mismo dice, el mejor público son los niños, si les gusta algo lo escuchan, de lo contrario, se van a jugar. En medio de carcajadas y llanto de los asistentes, el cantautor finalizó con “Soy pan, soy paz, soy más” del álbum “Canto de la ternura”, de 1982.

El público asistente despidió a Piero con una ovación de pie que tardo más de cinco minutos, a la cual De Benedictis respondió lanzando besos por doquier mientras dibujaba una sonrisa de agradecimiento en su rostro y una promesa: “seguiremos renovando ese amor en cada encuentro. Yo creo en Colombia porque creo en ustedes”. Los espectadores del Auditorio Mayor ‘Carlos Gómez Albarracín’ de la UNAB, aplaudieron una vez más antes de despedir al músico invitado a Ulibro 2017.

No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

Anuncios

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A %d blogueros les gusta esto: