Skip to content

ROCK AL PARQUE 2017 – SEGUNDO DÍA

 

Por John Gómez.

Fotografías por Andrés Umaña.

El segundo día del festival inició con la presentación de los chicos de los programas locales de formación artística. Ellos fueron los encargados de abrir esta segunda jornada, simultáneamente, en los tres escenarios: Roots Of Rock, en el Escenario Plaza, Tijax y Valentain en el Escenario Bio, y The Feedback en el Escenario Eco. Los muchachos, muy jóvenes todos, hablaron de la emoción que sentían al estar en Rock Al Parque, agradecieron a sus mentores musicales, y nos contaron un poco de sus experiencias. “Es un momento muy fugaz, uno lleva preparándose un mes para esto, y luego todo pasa demasiado rápido. Cuando te das cuenta, ya estás bajándote del escenario”, fue el comentario de uno de los integrantes de R.O.R. Para las chicas de Valentain, salir al escenario es hacerlo en representación de todas las mujeres. Su propósito es el de transformar esa imagen que se ha tenido siempre de que la mujer es delicada y frágil, y por ello montaron un show en el que resaltó su energía, su pasión y su fortaleza.

Tanto los chicos de R.O.R., como los de The Feedback, afirmaron que sus influencias van, desde Red Hot Chili Peppers, hasta Rage Against The Machine, pasando por agrupaciones como Korn o Pantera. Respecto a sus planes, agregaron que la meta es seguir trabajando en cada uno de sus proyectos. “Tenemos un cronograma, no demasiado exigente, pero sí muy claro con respecto a lo que vamos a hacer en el transcurso del año”, agregó una de las bandas. Sin embargo, todos estuvieron de acuerdo en que, como artistas, tienen la responsabilidad de generar consciencia frente a las problemáticas sociales actuales, especialmente porque ellos hacen parte de las nuevas generaciones.

“Lo que yo quiero es que entendamos que todo lo que vivimos viene de nosotros, depende de nosotros.”

En el Escenario Plaza, Antised no solamente ofreció un show espectacular, sino que le dejó al público un mensaje bastante optimista. “El año pasado estuvimos en el concierto de G.B.H., mirándolos desde el otro lado del escenario. Hoy estamos aquí frente a todos ustedes para decirles que es necesario seguir luchando por lo que se sueña”. La agrupación viene desde Medellín como intercambio con el Festival Altavoz. Para ellos, estar en la tarima de Rock al Parque es algo grandioso, algo por lo que han venido trabajando hace tiempo. A su lado, en la rueda de prensa, los integrantes de Enepei expresaron la emoción de volver al festival por cuarta vez, afirmando que “han sido cuatro momentos, cuatro épocas distintas, y nuestra música ha ido evolucionando y madurando. Lo mismo ha pasado con el festival”.

Luego fue el turno para La Vodkanera, quienes llegaron a la carpa de medios directo desde el Escenario Bio. Su música, clasificada como Gipsy Punk, es una amalgama de sonidos que nace en los Balcanes, y que habla sobre sus historias y las del pueblo Romaní. Por eso su show es un performance cargado de alegría, color y movimiento. Junto a ellos, Andrés Meza, vocalista de Rompefuego, expresó que antes de formar la banda se presentó muchas veces a la convocatoria distrital, pero siempre quedaba por fuera. “Decidí hacer algo yo solito, montarla desde lo que yo creía, y para eso quise valerme de las redes sociales; de los videítos que hago con el propósito de dejar muy en claro el mensaje que Rompefuego quiere transmitir: un mensaje que apuesta por la responsabilidad social”, expresó, agregando: “lo que yo quiero es que entendamos que todo lo que vivimos viene de nosotros, depende de nosotros. No es cosa de hacer como las grandes medios y culpar al presidente, a las multinacionales y todo lo demás.”.

“Gillman es un ícono del gobierno, y del otro lado de Venezuela hay muy poca tolerancia frente a esto.”

Y mientras los periodistas aprovechaban el espacio de la gran carpa para las entrevistas personales, ya se acomodaban en el centro los integrantes de Como Asesinar a Felipes y Los Crema Paraíso. Como Asesinar a Felipes, es una banda chilena con diez años de carrera musical. Su presentación en el Escenario Plaza (el escenario más importante del festival) fue para ellos un punto importante de su checklist, pues les parece genial que existan conciertos masivos y gratuitos como Rock al Parque. Se definen como una banda “desgenerada”, y han compartido tarima recientemente con la agrupación Faith No More, en Sao Paulo y Buenos Aires. Tienen planes de expandirse a Europa, pues les parece que allí hay un mercado “interesante y latente”, y agregaron: “nuestra música se basa en nuestra influencias. Siempre estamos en búsqueda de nuevos elementos para incorporar.”

Los Crema Paraiso afirmaron que salir de Venezuela es una prioridad para muchas bandas, debido a la situación económica del país. Señalan que su inspiración ha sido siempre la música venezolana, la idea de replantearse la música con la que crecieron, revisando un poco lo que tiene el país a nivel cultural, y redescubriendo artistas que quizá no fueron muy populares en su tiempo, pero que tenían ideas muy interesantes. Frente a lo sucedido con Gillman, la banda señaló: “es complicado. Lo que está viviendo Venezuela es doloroso y nos duele la desfachatez con la que el gobierno está tratando a muchos venezolanos. Gillman es un ícono del gobierno, y del otro lado de Venezuela hay muy poca tolerancia frente a esto. Con respecto a la polémica, nos parece injusto que luego de todo lo que ha pasado en Venezuela, la gente que se ha aprovechado de todo esto salga intacta.

“Hacemos canciones para mirarlas.”

Desde argentina, y directamente desde el Escenario Bio, llegaron luego Los Caligaris, quienes toman su nombre de una anécdota narrada muchas a Martín Pampiglione, integrante de la agrupación que nació en el circo, y a quien su abuelo le contaba cada noche historias como la del payaso Caligari, el payaso que murió haciendo reír a su público. En el circo fue donde aprendió a hacer malabares y piruetas, algo que ha incorporado a las presentaciones de la banda. A lo largo de sus 20 años de carrera musical, Los Caligaris han vivido situaciones, comidas, lugares y culturas, que los han hecho crecer como familia y como agrupación; lo que los lleva a reafirmar su deseo de seguir juntos 20 años más. Sus canciones han sido tomadas por muchas barras del futbol, tanto en Argentina como a nivel internacional, y eso les alegra, pues su propósito es el de ser la banda más feliz del mundo, y contagiar de esa alegría a su audiencia. “Para escuchar a Los Caligaris, tenés el CD, pero si vos nos vas a ver en vivo, nosotros queremos dar algo más. Hacemos canciones para mirarlas”, señaló Martín.

Y desde China, por primera vez en Rock al Parque, la banda de Folk/Post-Rock, Zhaoze, dio un show electrizante, mezclando los sonidos característicos del metal con la música china tradicional. Su puesta en escena estuvo marcada por la psicodelia, en las imágenes de fondo, y la melancolía de su característico sonido. Escogieron Rock al Parque para hacer el lanzamiento de su primer trabajo instrumental debido a la importancia del festival, y agregaron: “cuando llegamos a Colombia, al principio nos intimidó un poco la excesiva seguridad en todas partes, pero luego de pasar algunos días en Bogotá, nos fuimos acostumbrando”. Reconocieron que si bien no conocen mucho sobre la música colombiana, han tenido la oportunidad de escuchar un par de bandas. Cuando les preguntaron sobre su estilo, señalaron que “el post-rock es una de las muchas versiones del rock en sí mismo, y eso es lo que más nos gusta de lo que hacemos musicalmente”.

“La energía que se siente aquí, y la entrega de la gente, es algo increíble.”

Con la llegada de la noche, estuvimos hablando con los integrantes de Carnivore Diprosopus, una banda de colombianos en el exterior con 15 años de carrera musical, que se presentó en el Escenario Plaza; en un show donde, la estridencia de las guitarras, y la fuerza de su voz y de sus instrumentos, hendió el espacio, arrasando con la negrura de la noche. La evolución de su sonido, evidente a lo largo de sus producciones musicales, demostró la madurez y la pasión con la que la banda sale a escena. “Creo que lo que podemos trasmitirle a otras bandas a nivel internacional es la pasión que tenemos, que es propia de todos los colombianos. Hace poco una gran banda nos dijo que había aprendido mucho de nosotros y eso es muy gratificante”, expresó uno de sus integrantes. “Tenemos planeado volver con el próximo disco. Hemos estado en muchos países tocando, pero la energía que se siente aquí, y la entrega de la gente, es algo increíble”, agregó.

Otro colombiano que viene desde “el exterior” es Elkin Robinson, de la isla de Providencia. Su música busca volver a la raíz, a lo acústico, con un rock providenciano pre-eléctrico, y un sonido propio que representa a toda una isla, a su cultura y su gente. Estudiar en Barcelona y volver a casa, a sentirse conectado con la isla y con su mundo, representó para este artista un “llamado” a vencer la ignorancia y permitir que con su performance se diese a conocer su tierra natal. “Siento que la gente se ha identificado con lo que digo, siento que yo me siento identificado con lo que digo, y me es fácil trasmitir lo que creo a través de la música”, afirmó. “Para la gente en Providencia es muy importante el que yo esté aquí, y eso lo noto cada vez que llego al aeropuerto.”

“Poniendo a bailar a los mechudos.”

En el Escenario Eco, a ritmo de Cumbia, Salsa, Funk y Rock, se presentó la agrupación Circus Funk, desde Cali y por primera vez en Rock al Parque. Para ellos, fue muy importante estar en Bogotá, en el festival más grande de Latinoamérica, “poniendo a bailar a los mechudos”. La potentísima voz de su vocalista, así como la energía de los teclados, la guitarra, el bajo, la batería y las congas, hizo saltar a más de un asistente. Afirmaron que Bucaramanga y Cúcuta son ciudades en las que aún no han estado, pero que quisieran estar allí pronto, pues ya han tocado en escenarios de las ciudades más importantes del país.

Y la noche llegó a su final con Obituary, una banda estadounidense de Death Metal formada por los hermanos John y Donald Tardy hace más de 30 años. La agrupación ofreció un show alucinante en el Escenario Plaza, promocionando su nueva producción, escogida por el público como “su mejor trabajo”. La rueda de prensa de Obituary puso a prueba la fidelidad de los medios, pues se llevó a cabo a las 10:30 p.m., con la carpa llena. Allí, bromearon con los periodistas, exclamando “¿por qué siguen aquí?”. Cuando les preguntaron como hacían para mantener su sonido a pesar del tiempo, sin tener que pasar por la necesidad de reinventarse (y este aspecto los medios mencionaron a Metallica), respondieron: “nosotros no podemos hablar por otras bandas. Somos Obituary, esta es nuestra piel, nuestro estilo, y en él nos sentimos cómodos”. Agregaron que no conocían mucho acerca de bandas colombianas, pero que les gustaba mucho el país. “Especialmente la cocaína”, bromeó uno de sus integrantes.

Recuerda que puedes encontrar aquí la galería completa del segundo día del festival. No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

Anuncios

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A %d blogueros les gusta esto: