Saltar al contenido

ANTOLOGÍA: LAURA BALLESTAS

IMG-20190405-WA0005LAURA BALLESTAS. Poeta de la ciudad de Barranquilla, Colombia, con estudios de Filosofía de la Universidad del Atlántico y Magíster en Filosofía de la Universidad del Norte. Coordinadora del Parlamento Joven del Atlántico en el marco del Parlamento Internacional de Escritores de Cartagena. Sus poemas han sido publicados en diversas antologías y revistas culturales. Cabe destacar su participación en la antología Nuevas Letras I, en la Antología 2018 de Poetas Bajo Palabra y en la revista Mariamulata. Así como en el en el portal Azahara, España; y en Amigos del Espíritu Erótico XXI www.revistaojos.com.

Quedó entre las ganadoras en el Festival de Poesía Erótica de Barranquilla del 16 de julio de 2014, celebrado en el Teatro Amira de la Rosa y concertado por la revista Plexus. Es autora de los poemarios Sustancia Erótica (2014) y Margarita viste de tequila azul (2020). Desde el 2011 en La Noche de las letras II ha dado a conocer sus poemas públicamente y los ha recitado desde entonces en importantes eventos culturales, entre otros se destacan, Recital XI en Homenaje a Meira Delmar, 2019; en el 2018 en Poetas Bajo Palabra de Casa de Hierro; en el 2016 en Exposición de poesía Versos a Barranquilla, en el 2015 en Mujeres escritoras de la costa en Montería. Y participó en el VIII Ecuentro MaríaMulata del año 2019 en el especial Erótica, celebrado el 30 de noviembre.

 

RUBOR

Al unísono
circunspecto del culmen,
como si eyaculase sangre
ruborizamos,
una sombra crepuscular
invade las injurias mejillas,
las enhiestas pesadillas.

La excitación es un poema,
un poema acuoso
erguido, hinchado;
es de piel bermeja,
bohemia,
hendida,
de estancias caldeadas
de bordes encueros
y de cristalinas aureolas.

 

VINO ESTUOSO

Cayendo siempre
del mismo abismo me encuentro,
me estoy ahogando con la vida
y lo único que se ve
son sueños que producen tristezas
y leve excitación.

Mi sonrisa desmantelada
añora que en labios hiel borgoña se vierta,
ese vino estuoso de tu voz
que devuelve las ganas de enfrentarse
a la existencia.

Todo deviene cuando mi sangre hierve,
¡oh vino caliente!
Crisol de mis apetencias
contienes las feromonas del genio,
la beatitud de la compañía,
la holgura de la soledad.

Silencio que gime
lo bello y lo siniestro del placer,
la nostalgia del asco y del beso,
la saliva y el verso.

Amado odre
no me dejes caer
al cuarto desolado, al sexo desacierto;
¡oh, Guillaume Apollinare
me sostendré de tu verga,
no desfallezcas!

 

DESAZÓN

El sol era claro y diáfano: un vinito blanco.
Su luz rosaba apenas los cuerpos, dándoles sombras, no relieve;
los rostros y las manos eran mancas de oro pálido.
Esos hombres de sobretodo parecían flotar dulcemente
a unas pulgadas del suelo. 
Jean Paul Sartre, 2006, pág. 83

Una zozobra me golpea el corazón
cuando eyacula.
He amanecido desconcertada
en lugar alguno;
este día tiene lo lindo de la añoranza,
el pesar del errático,
el malestar abominable de la resaca.

Es media tarde,
el sol es un vinito blanco deseo tomarlo,
quiero ahogar mi garganta con su vino
pudrir mi hígado con el alcohol.

El sol está ardiendo,
su luz irrumpe mi vientre
se incrusta como espiga al viento.

El sol zarandea mi pelvis
entregado y delicado,
indiferente y basto.
Tengo un rico sabor en mi cadera
símil a una cortina
cuando se funde con la brisa.
Hombre mayor
ser de mala muerte,
se sumerge con fuerza,
calcina dentro,
siento drenar su arteria dorsal;
jadea, se agita,
¡dicha nauseabunda!
cierro los ojos,
vomita vida.

Y al final del hastío
la culpa transciende mi abismo,
al borde del vacío…
Una zozobra me golpea el corazón
cuando eyacula.
He amanecido desconcertada
en lugar alguno;
con la ropa desecha
una gota de sudor carga
mi angustiada vergüenza.

Me besa, halla en mis labios pesadumbre,
la desazón de la alegría,
la felicidad fallida.

 

MARGARITA VISTE DE TEQUILA AZUL

Está quien dijo
que la dosis hace al veneno…
que nada lo es
y que todo puede serlo.

Margarita viste de tequila azul,
con un leve mordisco
se le puede saborear el amor,
y sabe a veneno,
a dolor;
es exquisita, dañina
repetitiva, mórbida.

¿Desde cuándo se convirtió
en mi razón de muerte,
si lo creí vida?
Alcohol para mi sed
en su trago el placer;
¿Dónde quedan las palabras,
las cosas pasadas?
Hoy entraño silencio, memoria,
soledad, misterio.

Margarita viste de tequila azul
tiene miedo al amor
es seductora,
es de boca seca,
de labios salados;
usa la solides de tu sexo,
los recovecos de tu sonrisa,
usa loción olvido.

Es una elegante flor
que se impregna,
embriaga.
se adentra.
Paseo por su desnudez,
le cabalgo cerca de su ombligo
sobre falos fornidos.

Margarita viste de tequila azul,
está siempre descubierta,
líquida,
su calor aprieta mi inocencia
me quiere en medio y
desinhibida.

Le bebo
y se le puede saborear el veneno,
sabe al amor,
a tu amor
que es veneno y gloria
dañino y veneno
veneno y eterno.

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: