Saltar al contenido

ANTOLOGÍA: DIANA GUTIÉRREZ

46221923_2204307556482401_2521722384931618816_o.jpgDIANA CAROLINA GUTIÉRREZ MONTOYA. Estudiante de Historia, Comunicadora Audiovisual, diplomada en pedagogía, docente de crítica de cine y fotografía, egresada de la Escuela de Crítica de cine de Medellín. Apasionada por la historia del arte, poeta y escritora, ha sido publicada en distintos medios locales e internacionales, tanto en poesía como ensayo crítico.

Publicó el poemario Ese Delirio (2017) y La mujer de correría (2019) con Fallidos Editores, el primer libro alrededor del delirio, la psiquiatría y las drogas; el segundo alrededor de la mujer, el cuerpo, los símbolos del lenguaje y cómo la ciudad es un espacio dual: de aventura y de combate. Pueden leer algunos textos críticos en su sitio web entrando aquí.

 

Recetario personal

Respirar,
Recobrarme lentamente en la palabra,
Aprender de la oquedad que canta en mi pecho,
Estar fragmentada una noche cualquiera
y aceptar con orgullo que soy también esos fantasmas sibilantes.

 

Acción muy seria e infalible contra el morbo callejero

Cuando un hombre frene en seco para verte caminar,
Empieza moviéndote como alicate e imagina un frijol en tu trasero,
Rasca levemente tu cabeza cual chimpancé dubitativo por la mirada cuestionadora del humano que lo observa tras la reja,
Enseña, a posteriori, tus dientes blancos, como simulando no tener el labio superior.
Destruye con humor el odio.
Destruye con amor los cuerpos vacuos.
Destrúyelo todo, sin compasión alguna, más que hacer perdurar la existencia de lo bello.

 

Sublime poema a una mujer que pasa

ACTO I

(Donde el predador y la presa interactúan arduamente en la ciudad y se ejecuta una “sagrada” y “atractiva” danza de cortejo)

Si roban a las caderas
su desinteresada danza
Si en el pecho posan agresivas caricias
Si satinan la lengua de mortajas
Escárbese el silencio dentro de los ojos. 

Riñas de la carne
Palabras rotas
Truncando el caminar errante
jugosa presa delirante
tiempo de caza furtiva.  

Moverse despacio, impasible
Provocar menos el peligroso tremor
De cada calle
con sus voces. 

ACTO II

(Donde el predador finaliza su canto. La presa se pregunta por su nombre y el predador reutiliza los únicos que ha conocido. La presa huye sutilmente y no se reconoce, el predador cree que ha triunfado)

Fácil esquivar miradas
Volverse fantasmal herido
ensordecer canciones
Andar a cuatro patas
Olfateando laberintos
Pulverizando entre las oquedades
Las palabras que me llaman:
“Pequeña madre de mis secreciones”/    Mamita
“Síntoma exquisito de mis excrecencias”/    Sabrosa
“Infanta accesible de cuerpo” /         Bebé

Se nace antropofágico
Animaloide,
salvaje,
se nace mujer,
danza en las costillas
instinto en las pestañas
hambre sagrada entre los pies.

 

Contra todo pronóstico 

No criaré a tu hijo/ no coseré tu ropa/ no te tendré de noche/ no te besaré al irme/ nunca sabrás quién fui/ por qué me amaron otros.
Idea Vilariño 

Fuimos fuertes,
Contra todo pronóstico,
Nos quedamos
entre las ruinas
en nombre de una resistencia
hecha de nada más que sueños.

Nos plantamos,
Contra todo pronóstico,
Intentando enarbolar una estrategia
por encima de agresiones insanas,
en una ciudad que igual te descuartiza.

Nos hicimos inmunes a la tartrazina,
Aprendimos a fabricar zapatos,
Nos pusimos otras pieles para ocultar
Esta fatalidad de porcelanas rotas. 

Supimos qué era la muerte, cuando por fin nos entregaron la espada
Para llevarla en nuestros vientres escondida. 

Supimos qué era el amor cuando persistió la poesía, más allá de los poetas, urdiendo el llamado de la voluntad.

No le guardamos nada al miedo
cuando cruzamos el camino
pletórico de olores putrefactos,
que hicieron de este cuerpo templo impenetrable,
espacio abierto, luminosas lágrimas. 

Retorcerse, invertir el orden,
Angelus novus, ruina tras ruina.
Eso somos. 

 

Una noche, tu celular te hará el amor 

Y la luz de la pantalla, ya no cegadora,
Va ser epifanía de los dioses.

Te prometo, que una noche, ya no necesitarás mis ojos, un mensaje de texto desde otro lado te dirá te quiero y el ardor en tu pecho va a llenar la casa que ambos fuimos,

¡Y estallará en llamas!

Los que fueron nuestros vecinos se preguntarán:
¿Qué diablos pasa en esa casa?, una segunda muerte, está maldita…

El rumor correrá por toda la vereda, la gente pasará asustada por el portón desgastado mirando hacia tu ventana, antes nuestra habitación; y no existirán los libros… También se habrá quemado nuestra biblioteca y mi costosa edición de la Divina Comedia de Doré; así los ilustrados de arte y la colección millonaria de Taschen que por error, apresurada, dejaré en esa casa, mientras tu celular te hace el amor.

Cuando te bañes, te acicalará la espalda mientras te pone alguna pista romántica, tú bailarás arítmicamente, como siempre lo haces, alzando trémulo las piernas, sacando un poco las caderas, casi invocando las miradas de homosexuales sedientos, moviendo los brazos como si conocieras cada detalle del swing.

Será un amor perfecto.

De tanto en tanto cuando el agua caiga, habrá un par de electroshocks sobre tu cuerpo, y se apresurarán entonces al pasillo de nuevo por horas a amarse, a mirarse fijamente como antes nos miramos, y esa casa azul que soñamos, será un extraño refugio de tecnomecanismos amorosos, mas me pesará no haber traído nuestros poemas, porque ya sabes que también van a quemarse.

Entonces, esta ruptura, habrá sido mi mejor conquista de la libertad.

 

Irse

Prefiero lo ridículo de escribir poemas a lo ridículo de no escribirlos. (…) Prefiero tener reservas. Prefiero el infierno del caos al infierno del orden.
Wislawa Szymborska

Que se lleve el mar mi nombre
¡No importa!
Yo misma lo escribí en la arena y me senté a esperar que las olas ahogaran cada letra.
Siempre nos estamos yendo…
Que se lleven los cangrejos sobre el mar mis sueños navegando,
¡Qué importa!
Yo misma los até sobre sus lomos con ojos de medusa salvaje,
Siempre nos estamos yendo…
Que mi pecho tiente a Cronos y que quiera devorar mis huellas,
¡Qué importa!
No me extingo si camino por la orilla,
buscándome.

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A %d blogueros les gusta esto: