Saltar al contenido

BARDO: UNA TRAVESÍA POR LA MEMORIA Y EL SUBCONSCIENTE

Por Nhatalia Niño.

Imagen tomada de http://www.imdb.com

Tomar la iniciativa de ver una película con muchas críticas negativas puede traer muchas ventajas consigo, sobre todo si después de verla no estás de acuerdo con la mayoría de las opiniones sobre la misma. Este caso particular me sucedió con Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades (2022), dirigida por el cineasta mexicano Alejandro G. Iñárritú. Sinceramente, vi la película con muy pocas expectativas, siendo esta una de las razones por las que posiblemente la disfruté y conecté mucho con la historia que proponía.  Con un primer vistazo, uno podría pensar que la película trata sobre la vida de Iñarritú, siendo los altibajos y las victorias de su vida el hilo conductor del filme en donde al mismo tiempo  enaltece su propio ego. Sin embargo, hay mucho más en esta película, Bardo es una exploración del pasado, del presente y de las posibilidades que aguardan en el futuro, si es que este llega de alguna forma.

Bardo nos cuenta la historia de Silverio Gacho, un director de documentales que después de algunos años de vivir en Estados Unidos regresa a México, su país natal, y se encuentra en una crisis de identidad que nos llevará como espectadores a través de una exploración de su subconsciente y de muchas circunstancias diferentes que tambalean entre la realidad y la ficción para el mismo protagonista. Los temas de la película van más allá de la vida y el éxito de un cineasta, incluyendo constantemente temas tales como el trauma, y la familia, siendo esta última la que más prevalece en la historia que el filme nos narra.

Todos los elementos incluidos en la película pueden parecer un sinsentido, un puñado de anécdotas contadas desde el subconsciente, pero al final, era la necesidad de contar la historia a toda costa lo que realmente permitió que se llevara a cabo. De ahí que pueda decirse que Bardo es un ejercicio catártico que pretende liberar las inquietudes vitales de Iñarritú, retratadas en un lenguaje visualmente simbólico que se despliega suavemente a lo largo de toda la película. Bardo no es necesariamente una historia lineal, sino que se basa en una narrativa visual abstracta para explorar los diferentes traumas y problemas que se esconden tras la cabeza de un hombre.

La dirección de actores es tan brillante que hay partes de la película que parecen haber sido ensayadas muchas veces de antemano. Principalmente destaca el cuidado puesto en cada escena permitiendo a los actores interactuar de forma orgánica. En especial el personaje de Silverio y el resto de la familia son los encargados de aportar frescura a una película muy ecléctica. Al mismo tiempo, la sutileza interpretativa es posiblemente lo más importante a destacar de ella, ya que los actores no se ven obligados a sobreactuar en ningún momento, más bien, se sienten libres para explorar otras facetas del ser humano que igualmente pueden aportar verosimilitud a la interpretación.

En términos generales, la historia realizada por Iñárritú en un inicio podría parecer un puñado de anécdotas contadas desde el subconsciente que no tienen un propósito aparente. Aun así, la intención no es que el espectador se entere de todo lo que ocurre, sino que le reta a construir un significado a partir de lo que se le muestra. Esta interpretación puede o no coincidir con el punto de vista del director, incluso puede plantear una postura completamente diferente, y eso es precisamente parte de la genialidad de esta película, la conversación que genera en una audiencia variada, en donde no todos pueden ver más allá de lo aparentemente “real”.

Ficha Técnica

Bardo, falsa crónica de unas cuantas verdades (2022)
Director: Alejandro González Iñárritu
Guionista: Alejandro González Iñárritu, Nicolás Giacobone
Productores: Alejandro G. Iñárritu, Stacy Perskie
Música: Bryce Dessner
Fotografía: Darius Khondji
Montaje: Alejandro G. Iñárritu

Conoce un poco más de La nata del cine en IG y Tik Tok como @lanatadelcine. No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia. Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A %d blogueros les gusta esto: