Saltar al contenido

EL MANIÁTICO ENGENDRO DE MARCO CALA

Por John Gómez.

Siempre que leo un libro de Marco Cala termino con resaca. Y no es solo porque el alcohol, la fiesta y las drogas estén presentes en todas sus novelas (siendo parte del dramático periplo de sus personajes), sino porque su narrativa es un embale que lo empuja a uno y lo hace rodar pendiente abajo, metiéndolo en la historia como por la fuerza. Uno medio alcanza a preguntarse qué carajo está leyendo, pero el libro no da tregua: página a página lo atrapa, lo succiona, lo chupa a uno adentro de esa mezcla de metal, sexo, drogas y violencia, cual película de bajo presupuesto. Y pienso que es mejor leerlo así, como si uno estuviera viendo cine de explotación, como si (y el maldito lo sabe muy bien) toda la literatura de Marco fuese creada para ser considerada de culto. Fue eso lo que sentí al leer Matar a Bukowski, y fue exactamente lo mismo que me pasó con Maniático engendro.

Tomando como punto de partida su propia biografía (un escritor rebelde en un entorno aburguesado que se debate contra lo que se espera de él), la historia se transforma en una lucha constante por definir la propia identidad del narrador frente a su némesis (ese engendro maniático que, si bien es otro, es también él mismo): un yo monstruoso, antropoide y real del que debe deshacerse para poder sobrevivir, en una clara referencia a Dr. Jekyll/Mr. Hyde. El desenlace, a pesar de la sangre, tripas, semen, una especie de culto satánico y un clímax en el lugar más insospechado de la geografía bumanguesa, es, a fin de cuentas, un desenlace lleno de optimismo, pues la historia nos es narrada retrospectivamente, como un secreto que el personaje debe decirnos para poder estar en paz consigo mismo, para poder liberarse efectivamente del influjo perverso de su otro yo. El libro termina con una autopromoción descarada de las novelas publicadas por Cala (la misma que ha ido soltando poco a poco en sus páginas) y uno queda con la sensación de haber vivido, efectivamente, la trama: la cabeza zumbando, los nervios crispados, un rictus en la comisura de los labios y el deseo de chutarse un poco más del autor, ir a buscar los títulos promocionados y empezar a leerlos, con la fidelidad de quien sabe que puede terminar siendo un adicto.

O al menos es lo que me pasa a mí, que disfruto encontrar en sus textos referencias a lugares que conozco, a lugares por los que he pasado y en los que crecí, y sentir que quizá, al otro lado de las puertas (esas mismas puertas que permanecen cerradas por el temor a ese otro bicho asesino, el que puede matarnos a todos si no consigue hacerlo primero la desidia del Estado), se esconden historias como esta, como las que escribe Marco Cala, esperando ser contadas.

Adquiere la novela entrando aquí. No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: