Saltar al contenido

TRAINSPOTTING, O SOBRE LA LIBERTAD

MV5BMzA5Zjc3ZTMtMmU5YS00YTMwLWI4MWUtYTU0YTVmNjVmODZhXkEyXkFqcGdeQXVyNjU0OTQ0OTY@._V1_SY1000_SX675_AL_

Por John Gómez.

Imagen tomada de www.imdb.com.

“Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un puto televisor grande. Elige lavadoras, coches, equipos de compact disc y abrelatas eléctricos. Elige la salud, colesterol bajo y seguros dentales. Elige pagar hipotecas a interés fijo. Elige un apartamento. Elige a tus amigos. Elige ropa deportiva y maletas a juego. Elige pagar a plazos un traje de marca en una amplia gama de putos tejidos. Elige bricolaje y preguntarte quién carajo eres los domingos por la mañana. Elige sentarte en el sofá a ver tele-concursos que embotan la mente y aplastan el espíritu mientras llenas tu boca de puta comida basura. Elige pudrirte de viejo cagándote y meándote encima en un asilo miserable, siendo una carga para los niñitos egoístas y hechos polvo que has engendrado para reemplazarte. Elige tu futuro. Elige la vida”

Elige la vida, sí, pero aprender a leer las letras pequeñas en la etiqueta. Elige vivir, pero aprende a identificar todo aquello que demanda hacerlo. Sobrevive a tus demonios, párate al frente de la autopista demente del tiempo, y grita al cielo que estás vivo, que sigues en pie a pesar de que el mundo se caiga a pedazos. Porque vivir, siendo consciente de que se está vivo, nunca es fácil. Una lección que nunca enseñaron en las aulas de clase, con maestros bien alimentados, preocupados por los problemas de óptica y de química orgánica más que por enseñar sobre la vida misma. Porque elegir la vida no es vivir pendiente del número de likes en las fotos de Facebook, o replicar memes con una sonrisa estúpida colgando en los labios. Elegir la vida no es salir con la chica ideal y meterle mano a su mejor amiga (si se deja), ni creer que la comida sabe mejor si antes subimos las fotos a Instagram. ¿Acaso las maravillas del mundo virtual no son peores que las drogas de antes? El mundo está cambiando, la música está cambiando, las drogas están cambiando. Incluso los hombres y las mujeres están cambiando. Y debemos hacerle frente, como Renton, así eso implique escapar, de algún modo, de nosotros mismos. Y seguir, mirando hacia delante hasta el día en que mueras. ¿Hay otra razón que valga?

Conoce un poco más sobre el proyecto CinExcusa Matanza entrando aquí. No olvides seguirnos en las redes sociales como @altervoxmedia Déjanos tu opinión sobre esta y otras notas en la sección de Comentarios, o en la sección de Contacto, y #PasaLaVoz

altervoxmedia Ver todo

Alter Vox Media S.A.S (NIT: 901019145-1) es una plataforma digital, enfocada en impulsar la escena artística y cultural de la región desde diferentes disciplinas.

A <span>%d</span> blogueros les gusta esto: